3/18/2017

El queltehue. Damaris Calderón.








El pájaro que entró no saldrá
ni por el hueco de la sien.
Perdió las alas.
No saldrá.
No metamorfosis.
No Ovidio.
El pensamiento de lo que América sería
si los clásicos tuvieran una vasta circulación
no turba mi sueño.

El queltehue
cuyos huevos empollan en la cabeza del hombre.
La cabeza se inclina con frondosidad.

Toda la podredumbre alcanza su cocción.
El frailecillo susurró:
"No es dejéis tentar por la letra".

Un insecto devorando un clásico
no turba mi sueño, oh no, 
ni el pensamiento de lo que América sería.