7/02/2013

ramprasad












Cuando la Muerte te haga prisionero/
Tu casa/ ¿de qué te servirá?/
aunque esté hecha de ladrillos/
¿de qué te servirá?/
tus tíos/ tus hermanos/ tu mujer/
¿de qué te servirán?/
morirás/ ellos
te ofrecerán un cántaro (rajado)/ una estrellita (rota)/ el sudario
te dejarán en el campo crematorio/
y habrás muerto/ sus lágrimas
pronto se secarán/
no perderán el apetito/
no lo olvides cuando estés allá abajo
contestando al notario de la Muerte/
¿hablarás/ ya desnudo?/
ni bienes ni parientes te servirán/
ellos
no te acompañarán/
¿a quién pertenecés?/
cuando te fundas con la última pureza
tampoco lo sabrás/
corazón obstinado: te hacés el que no entiende/
aunque mil veces me perseguiste
las huellas del poema en el agua




No hay comentarios: